Está Leyendo
Clase Funcional y Cardiodesfibrilador Implantable en Insuficiencia Cardíaca no Isquémica con FE reducida
MedEcs - Integración es Conocimiento

Clase Funcional y Cardiodesfibrilador Implantable en Insuficiencia Cardíaca no Isquémica con FE reducida

Alfonsina Candiello
  • Seguimiento ampliado del estudio DANISH

Las guías de práctica clínica actuales recomiendan la terapia con un cardiodesfibrilador implantable (CDI) en pacientes con insuficiencia cardíaca con una fracción de eyección del ventrículo izquierdo (FEVI) ≤35% y una clase funcional (CF) II-III de la New York Heart Association (NYHA). Sin embargo, la evidencia sobre el beneficio del CDI en prevención primaria de muerte súbita es menos consistente en pacientes con clase III de la NYHA.

Munise N. Karacan y cols. evaluaron los efectos a largo plazo del implante de CDI para prevención primaria según la clase de la NYHA en un estudio de seguimiento ampliado del ensayo DANISH y los resultados fueron presentados en el Congreso Europeo de Insuficiencia Cardíaca 2024, llevado a cabo en Lisboa.

El ensayo DANISH asignó aleatoriamente a 1.116 pacientes con insuficiencia cardíaca con fracción de eyección reducida (ICFEr) no isquémica a implante de CDI o a los cuidados habituales.  Los resultados se analizaron en función de la clase de la NYHA al inicio del estudio (CF II y III-IV de la NYHA).

El punto final primario fue la mortalidad por cualquier causa.

De los 1.116 pacientes aleatorizados en el ensayo DANISH, el 53,5% se encontraban en CF II de la NYHA al inicio del estudio, 45,3% en clase III y el 1,3% en clase IV.

Durante una mediana de seguimiento de 9,5 años, la CF III-IV de la NYHA, en comparación con la CF II, se asoció con una mayor tasa a largo plazo de mortalidad por todas las causas (HR 1.52, IC95%: 1,20-1,93) y muerte cardiovascular (HR 1.95, IC95%: 1,47-2,60).

El implante de CDI, en comparación con la atención habitual, no redujo la tasa a largo plazo de mortalidad por todas las causas (todos los participantes: HR 0,89, IC95%: 0,74-1,08; CF II: HR 0.85, IC95%: 0,64-1,13; CF III-IV: HR 0.89, IC95%:0,69-1,14) o muerte cardiovascular (todos los participantes: HR 0.87, IC95%: 0,70-1,09; CF II: HR 0.78, IC95%: 0,54-1,12; CF III-IV: HR 0.89, IC95%:0,67-1,19), independientemente de la CF de la NYHA.

Del mismo modo, la CF de la NYHA no modificó los efectos beneficios del implante de CDI sobre la muerte súbita cardiovascular (todos los participantes: HR 0.60, IC95%: 0.40-0.92; CF II: HR 0.73, IC95%:0,40-1,36; CF III/IV: HR 0.52, IC95%: 0,29-0,94).

¿Qué podemos recordar?

En los pacientes con ICFEr no isquémica, el implante de CDI, en comparación con la atención habitual, no redujo la tasa de mortalidad global, pero sí la muerte súbita cardiovascular, independientemente de la clase inicial de la NYHA.

Vea También

 


Registrate en MedEcs y sumate a nuestra comunidad

para estar al día con las novedades en Cardiología.


 

Reaccione a este Artículo
Reacts Excelente
3
Reacts Muy Bueno
2
Reacts Bueno
1
Reacts Regular
0
Reacts Malo
0
Comentarios (0)

Escribe una respuesta


© 2020 Medecs. Todos los Derechos Reservados.